miércoles, 10 de diciembre de 2008

Días ornitorrinco

Me despierto por la mañana cuando suena el despertador, abro los ojos (aún en penumbra), me aseo un poco y me abrigo bastante para enfrentarme al helor de la mañana.
Cuando llego a la parada del autobús, ya empiezo a intuir mi suerte. Si hay gente esperando, todo irá bien, me da ánimos para afrontar el siguiente paso; si no hay gente, malo.
Llego a la facultad, y a primera hora toca "esa" asignatura; si viene el profesor X, todo sigue bien, sigo afrontando todo; si viene el profesor Y, malo.

Fijaos que con sólo un par de acciones puedo predecir la suerte que me depara el día. Puedo adivinar si los proyectos que lleve a cabo me van a salir bien, si voy a comer sola o acompañada, si un examen será fácil, si tendré suerte en el hospital o si lloverá al salir de la biblioteca. No pongáis esa cara, porque me funciona en un alto porcentaje de ocasiones.

El problema es que, cuando no funciona, la decepción es mucho mayor. Y éso es lo que me ha ocurrido hoy. Cuando hay cosas en el día que van bien, y otras que salen mal, me gusta denominarlo como "día ornitorrinco", porque, como ése fantástico animal, está a medio camino entre lo perfecto y lo dantesco.

4 comentarios:

Fran Rojas dijo...

Da miedo, pero en esa situación nos damos cuenta que no tenemos el control, que somos en su mayoría simples espectadores. Es exagerado pero es como Jim Carrey en El show de Truman. En el que todo lo que el creía controlar, era falso, eso pasa en los días "ornitorrinco" como tu lo llamas, por cierto un nombre mas que perfecto jaja. Sentimos que todo lo que nos rodea nos ha fallado, pero no podemos más que seguir adelante, simplemente sea por ver que depara el mañana...

Elessar dijo...

Los días ornitorrinco nos demuestran lo voluble que es no sólo nuestra suerte... también lo vulnerable que es nuestro ánimo.

f.ode dijo...

Está bien tener unos objetivos para el día y aspirar con ganas a ello, pero de ahí a obcecarse en que tiene que suceder eso... vaya! o_O

:*** (Te adoro :P jaja)

Menelwen dijo...

no me obceco, es que muchas veces pasa así! xD