domingo, 30 de marzo de 2008

De nenúfares y otras inocencias

Escuchando, me deslicé entre dos sombras, y abrí una brecha en el cielo, entre la Malvada y el Obsceno. Me hicieron retorcerme hasta que pude escuchar con claridad:

Malvada: ¿Qué haremos cuando no haya nubes?
Obsceno: Inventaremos un nuevo color. Lo llamaremos "crisol".
Malvada: Ese color ya está inventado.
Obsceno: ...

Obsceno miró a Malvada de forma siniestra, y eso teniendo en cuenta que esa mirada era la especialidad de Malvada. Él sólo quería hacer notar que los nenúfares tendrían un color mucho más bonito si se teñían de crisol, pero una vez más estaban mutilando su libertad de expresión.

Malvada rió hasta que se desencajaron sus pestilentes mandíbulas de hierro oxidado.

Malvada: Obsceno, a veces eres de lo más INOCENTE.

2 comentarios:

f.ode dijo...

Es un bonito cuento :).

Menelwen dijo...

Es un bonito cuento... antiguo xD