viernes, 7 de marzo de 2008

Las oportunidades perdidas

Muchas veces, cuando echamos la vista atrás, recordamos muchas situaciones de nuestra vida que fueron cruciales, en las que tomar una decisión u otra nos hubiera llevado por caminos totalmente distintos. El problema es que esto lo vemos a largo plazo, y no en el momento en que ocurre. Tenemos el cambio delante de nuestros ojos, pero no sabemos reconocerlo.
¿Y si, después de tantas situaciones así, sí que supiéramos reconocer el cambio, al fin y al cabo? ¿Y si fuéramos capaces de darnos cuenta de que estamos ante una situación importante, única en nuestras vidas?

¿Qué haríais vosotros entonces?

1 comentario:

f.ode dijo...

Con el paso del tiempo, arrastrando esperiencias y sentimientos, aprende uno a decidir con mayor firmeza y, de una forma u otra, sabe escoger su camino.
Si no, mueres x).

Muaka :).